La verdadera historia de...

La Bella y la Bestia


Pocos cuentos han llegado a ser tan clásicos como el de “La Bella y la Bestia”. Seguramente, sólo con escuchar este título pienses de inmediato en la conocida película de Walt Disney estrenada en 1991, pero más aún, en la nueva versión que acaba de estrenarse en todo el mundo.


Sin embargo, esta nueva producción siguió la misma linea tradicional de la película de dibujos animados, cuando en realidad, su verdadero origen, se encuentra en la vida algo tétrica, escabrosa y doctrinal de la época medieval.


En la verdadera historia no hay príncipes, ni caballeros cultos y galanes con los que bailar en una gran sala iluminada por candelabros. En absoluto. En esta historia real hay enfermedad, matrimonio forzado y ambición.


Pedro González

Nació en Tenerife, España, en el año 1537, y tuvo la desgraciada suerte de vivir en un época donde se tenía una fe ciega en criaturas misteriosas y monstruosas que hoy en día sólo serían parte de la ficción… Uno de los personajes más temidos de ese tiempo fue el conocido como el “hombre salvaje” que supuestamente, durante la noche se dedicaba a robar niños para devorarlos despiadadamente.


Pedro sufría de una condición genética llamada hipertricosis. Esta anomalía se caracteriza por un gran exceso de vellosidad que cubre todo el cuerpo a excepción de las palmas de las manos y las plantas de los pies. Por culpa de esta condición, Pedro fue tomado como hombre lobo y capturado para después ser regalado a Enrique II, rey de Francia. En esa época, las cortes se sentían fascinados por las rarezas de la naturaleza y querían poseer algún “ser especial” (personas con malformaciones o anomalías) que les diera fuera a su estatus. El rey decidió entonces hacer un experimento para ver si la temida bestia, que en realidad era un niño de 10 años, podría humanizarse: El joven fue bautizado más tarde como Petrus Gonsalvus, cambiando su nombre al latín.


El rey lo vistió con ropas de noble

Lo alimentó y le puso tutores que lo educaron y le enseñaron a leer, a escribir, otros idiomas y todo lo que un caballero de alta alcurnia debía aprender. Los científicos de la corte quedaron sorprendidos por sus avances y cómo esta “bestia” se había convertido prácticamente en un ser humano, desde luego, nada fuera de lo normal, ya que Gonsalvus era un persona perfecta y completamente normal. Cuando Enrique II murió, la propiedad de Petrus, que aunque culto y bien vestido seguía siendo un objeto más en la corte, paso a manos de su mujer Catalina de Medici.


Ella decidió ir más allá con el experimento

Para que pudiera procrear correctamente, ella le eligió a la mujer que debería vivir junto a este “ser medio hombre y medio animal”. La doncella debía ser muy hermosa y con una personalidad muy difícil de intimidar. La elegida fue una joven que tenía por nombre Catherine, quien llegó a conocer a su marido el día de la boda.


Despojados de sus hijos

El plan maestro de la reina era ver qué pasaba si una bella mujer se unía con este extraño ser… ¿llegarían a tener pequeñas bestias y llenas de pelo? Sin embargo, los primeros dos hijos de la pareja nacieron completamente normales, lo cual amenaza con hacer fracasar el experimento de la reina, que por supuesto, miraba por sus conveniencias sin importarle lo demás.


Pero Petrus Gonsalvus y su mujer llegaron a tener siete hijos en total, y cuatro de ellos nacieron con hipertricosis, para deleite de Catalina de Medici. Posteriormente, fueron algunos los pintores que retrataron a la famosa “familia salvaje”, inmortalizándola y propagando toda su fama alrededor de Europa.


#pelicula #real #historia #bestia

Entradas destacadas
Próximamente habrá aquí nuevas entradas
Sigue en contacto...
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
No hay tags aún.
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
Home TranK