Sor Juana

April 18, 2017

¡Y los misterios de una monja!

 

 

El pasado 17 de abril se cumplen 322 años de la muerte de Juana Ramírez de Asbaje, mejor conocida como Sor Juana Inés de la Cruz, es considerada la mayor figura de las letras hispanoamericanas del siglo XVII, y recordada como una niña prodigio ya que desde muy pequeña aprendió a leer y escribir. Su espíritu inquieto y afán de aprender, la llevaron a convertirse en una mujer de gran intelecto y pensamiento independiente, lo que la hizo desafiar los convencionalismos de su tiempo.

 

A continuación te presentamos una serie de datos que quizá NO conocías sobre la vida de Sor Juana:

 

1) Su fecha de nacimiento ha sido un tema muy discutido, sin embargo la Universidad del Claustro de Sor Juana (UCSJ) cita que nació el 12 de noviembre de 1651.

 

2) La niña Juana Inés creció principalmente entre las haciendas de Nepantla y Panoaya al lado de su abuelo materno. A los tres años ya sabía leer y a los siete pidió que la mandaran a estudiar a la universidad, lo cual era imposible por el simple hecho de ser mujer.

 

3) A los ocho años y tres no poder asistir a la universidad a causa de su sexo, ya pedía a sus padres dejarla vestirse de hombre y estudiar.

 

4) Tiempo después ingresó a la Corte Virreinal como dama de honor de Leonor Carreto, esposa del virrey Antonio Sebastián de Toledo, a quien dedicó algunos de sus primero poemas y de quien se presumía ser su amante.

 

5) Dada su escasa vocación religiosa, Sor Juana Inés de la Cruz prefirió el convento al matrimonio para seguir gozando de sus aficiones intelectuales. Es por ello que el 24 de febrero de 1669 entró al Convento de la Orden de San Jerónimo, también llamado de Santa Paula (fundado en 1585) donde profesó definitivamente.

 

6) Este año conoció al jesuita Antonio Núñez de Miranda quien se convertiría en su confesor, e hizo un testamento en el que renuncia a todos sus bienes y, de acuerdo con el “Libro de profesiones del Convento de San Jerónimo”, su madre puso a su servicio una esclava de nombre Juana de San José (amante también).

 

7) En el convento hizo oficios de contadora y archivista pero, más que nada, se dedicó al estudio y a la escritura. Dentro de su celda -que era individual y espaciosa- llegó a poseer más de cuatro mil libros, instrumentos musicales, mapas y aparatos de medición.

 

8) Su buena relación con la Corte le permitió escribir más cada día y para 1676 se publicaron algunos de sus villancicos que continuaría escribiendo hasta 1691.

 

9) En 1690 el obispo de Puebla, Manuel Fernández de la Cruz, publicó una obra de Sor Juana, la “Carta Athenagórica”, donde la religiosa criticaba al “sermón del Mandato” del jesuita portugués Antonio Vieira. Pero el obispo agregó a la obra una “Carta de Sor Filotea de la Cruz”, un texto escrito por él mismo bajo ese pseudónimo en el que, aunque reconocía el talento de Sor Juana le recomendaba que se dedicara a la vida monástica, más acorde con su condición de monja y mujer, antes que a la reflexión teológica, ejercicio reservado a los hombres.

 

10) El 8 de febrero de 1694 Sor Juana Inés ratificó sus votos religiosos, pero el 17 de abril de 1695, a las tres de la mañana, murió víctima de la enfermedad epidémica de la época, el tifus.

 

11) Se le sepultó en el coro bajo de la iglesia del templo de San Jerónimo, actual ex templo de San Jerónimo, donde se asienta la Universidad Claustro de Sor Juana.

 

Interesante... ¿no?

 

 

Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

December 12, 2018

November 2, 2018

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags