Maximiliano y Carlota

May 23, 2017

¡Un viaje a México!

 

El  próximo 28 de mayo se cumplen 153 años de la llegada de Carlota y Maximiliano a nuestro país. Ese día pero del año 1864, acababa de pasar un "norte", cuando el navío: La Novara fondeó en las costas del puerto de Veracruz.

 

El general Juan Nepomuceno Almonte, regente del Imperio, debió haber llegado a las doce del día para recibir a sus majestades, sin embargo, se retrasó debido a la descompostura del tren en Puebla. Cuatro horas tuvo que esperar, furioso, Maximiliano a bordo de La Novara. "Ya me habían comentado, en Miramar, acerca de la impuntualidad de los mexicanos. Pero en esta ocasión creo que el regente ha exagerado", le comentó Maximiliano, visiblemente molesto, a Carlota. Lo que no sabía para ese momento el emperador era que Almonte se había quedado atorado por una descompostura en el tren.

 

El puerto de Veracruz estaba devastado, no nada más se había propagado la epidemia de vómito negro, sino que la fiebre amarilla cobraba cada día más víctimas. Desde la cubierta, Carlota observaba, aterrada, la Isla de Sacrificios, donde las Fuerzas Armadas francesas sepultaban los cadáveres de sus soldados.

 

En el momento en que finalmente el emperador y la emperatriz pusieron un pie en tierras mexicanas, la decepción de Carlota fue abismal. No había nadie en todo el poblado para recibirlos. Ni una sola banderita ondeando. Los emperadores pernoctaron en La Novara para evitar el contagio de las epidemias. Maximiliano nunca se imaginó que, tres años después, esa misma fragata, que lo había llevado como emperador a tierras mexicanas, devolvería su cadáver embalsamado a Europa.

 

Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

December 12, 2018

November 2, 2018

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags