El fin de un grande

June 27, 2017

La Muerte de Porfirio Díaz

 

El próximo 2 de julio se cumplen 202 años de la muerte de un personaje totalmente controversial en la historia de nuestro país y para conmemorarlo te tenemos sus últimos instantes.

 

"Ya tranquilo el país se llevan mis huesos a descansar a Oaxaca. Si se puede, quiero estar junto a los restos de mi madre, en la iglesia de la Soledad".

 

Fueron las frases que contenían la última voluntad de Porfirio Díaz y que escuchó Amada -su hija-, durante los días que lo visitó en París en 1913. El deseo póstumo del hombre que durante más tiempo haya ocupado la presidencia de México, no se le ha cumplido a poco más de un siglo de su muerte, sus restos continúan en el antiguo cementerio de Montparnasse, París.

 

Sus últimos días. 

El exilio del ex presidente Porfirio Díaz, en Francia, duró poco más de cuatro años. Vivió su destierro permeado de una obsesiva nostalgia por México. Durante el verano de 1913, el espíritu del anciano dictador se inundó de alegría al recibir la visita de Amada, su hija consentida; su estancia duró poco más de cuatro meses.

 

Su hija, invadida de nostalgia, refirió: "Recuerdo que durante sus paseos matinales se absorbía de tal manera pensando en México que se imaginaba que la avenida Bois de Bologne, en que vivíamos, era el Paseo de la Reforma y al cruzar las bocacalles, levantaba el bastón para parar el tránsito como lo hacía cuando era presidente". 

 

Su final.

El 2 de julio de 1915, último día de su vida, Porfirio Díaz fue perdiendo su capacidad para hablar. Al filo del mediodía sus frases apenas eran entendibles. Citó de modo obsesivo a Oaxaca, a su hacienda La Noria y a su idolatrada madre Petrona, cuando ya no pudo articular palabra procuró hacerse entender a señas y concretamente se dirigía a Carmelita, su esposa. 

 

El fallecimiento del general Díaz ocurrió a las seis y media de la tarde de aquel día. Murió acompañado de su inseparable Carmelita y sus cuñadas Sofía y María Luisa, su hijo Porfirio Díaz Ortega y sus nietos mayores. Al siguiente día, 3 de julio, la prensa francesa e internacional dieron la noticia de la muerte del Héroe del 2 de Abril. El periódico parisino El Fígaro destacó los éxitos que le atribuyó a su gobierno, "logró la estabilidad y su gobierno promovió en gran medida el progreso social y económico de México", decía la nota.

 

La familia Díaz dispuso que las exequias religiosas de su amado patriarca se llevaran a cabo en la iglesia Saint Honoré l'Eylau, localizada en la actual avenida Raymond Poincaré, donde se le dio sepultura. El carruaje funerario tirado por dos caballos que condujo el cadáver de José de la Cruz Porfirio Díaz Mori, lucía elegantes arreglos florales y transitó por las calles de la capital francesa; iba seguido por un cortejo integrado por familiares, amigos y miembros de la colonia mexicana radicada en París.

 

En 1921, Carmelita dispuso exhumar los restos de su esposo para trasladarlos a una cripta que mandó edificar en el cementerio de Montparnasse, donde aún se encuentran sepultados. Es una sobria capilla fúnebre de color gris que en la parte superior de su puerta de acceso, luce el águila mexicana devorando una serpiente y bajo la cual se aprecia la inscripción de su nombre: Porfirio Díaz. En su interior, sus familiares depositaron una urna que contiene tierra de Oaxaca, cada año es visitada por incontables turistas mexicanos.

 

 

Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

December 12, 2018

November 2, 2018

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags