Rusia...

July 4, 2018

Mucho por descubrir aún!

 

Pese a quedar descalificados en el Mundial de Rusia 2018... Nuestros jugadores dieron todo en la cancha y hoy están disfrutando del país más grande del mundo y que por su mismo tamaño tiene tanto que ver, que necesitaríamos varias semanas para descubrirla por completo, pero hoy te recomendamos 5 de sus atracciones más conocidas.

 

1. Kremlin, Moscú

La ‘Casa Blanca rusa’ está formada por un conjunto de edificios civiles y religiosos, cuatro palacios y cuatro catedrales, para ser exactos, agrupados en un recinto que delimita con la Muralla del Kremlin. El primero de esta lista de lugares turísticos de Rusia está abierto al público desde 1955, y en 1990 fue incluido en la lista de Patrimonios de la Humanidad de la Unesco. Puede visitarse con dos tipos de entrada: una para el territorio exterior del Kremlin y la plaza de las catedrales, y otra para acceder al museo de la Armería. Ambas merecen la pena. 

 

2. Plaza Roja, Moscú.

La plaza más famosa que ver en Rusia ocupa nada menos que una superficie de 23.100 metros cuadrados. También en la lista de la Unesco, separa el Kremlin, lugar de residencia de Vladímir Putin, del barrio de Kitay-górod. Su nombre no proviene del color de los ladrillos que la rodean, sino que deriva de Красная (Krásnaya), que significa ‘roja’, pero en ruso antiguo quería decir ‘bonita’. En su interior se encuentra el sepulcro de Lenin, así como el patíbulo o el monumento a Minin y a Pozharsky, dos héroes nacionales por su papel en la defensa del país contra la invasión polaca de principios del siglo XVII. 

 

3. Catedral de San Basilio, Moscú.

Situada en la Plaza Roja, este templo ortodoxo es conocido por sus cúpulas en forma de bulbo, que la hacen fácilmente reconocible. Uno de los iconos que visitar en Rusia fue construido en 1554 por orden de Iván el Terrible, obedeciendo a una promesa que había hecho años antes si conseguía conquistar el Kanato de Kazán. Está compuesta por nueve capillas independientes y su nombre original era Catedral del Manto de la Virgen, ya que fue bendecida un 1 de octubre, cuando se celebra esa festividad. Ha sobrevivido a varios incendios e, incluso, a un plan de demolición por parte de Stalin.

 

4. Museo del Hermitage, San Petersburgo.

Situado en el corazón de San Petersburgo, entre el malecón del río Neva y la Plaza del Palacio, ocupa cinco edificios unidos (Hermitage Pequeño, Hermitage Viejo, Nuevo Hermitage, Palacio de Invierno y Teatro de Hermitage) formando uno de los conjunto arquitectónicos más bellos que ver en Rusia. Actualmente, atesora más de tres millones de objetos de Europa y Oriente desde tiempos remotos hasta el siglo XXI, siendo considerada una de las pinacotecas más completas del mundo, sumando el recorrido por todas sus salas una distancia de 24 kilómetros.

 

5. Palacio Peterhof, San Petersburgo.

Sin tener nada que envidiar al de Versalles en cuanto a lujo se refiere, el Palacio Peterhof se encuentra a 26 kilómetros de San Petersburgo. 20 fuentes, 2 cascadas, cerca de 40 estatuas y más de 200 bajorrelieves dan una idea aproximada de las dimensiones de la que fuera residencia de verano de Pedro I el Grande. Además de 6 construcciones a modo de palacete, alberga en su interior dos parques, uno de ellos, antiguo coto de caza. Una de las mejores maneras para llegar a este punto que visitar en Rusia es en barco tras un paseo que termina en el propio embarcadero de Peterhof.

 

 

 

Please reload

Entradas destacadas

I'm busy working on my blog posts. Watch this space!

Please reload

Entradas recientes

December 12, 2018

November 2, 2018

Please reload

Archivo
Please reload

Buscar por tags